Driving in the USA

Para conducir por aquí lo único que necesitas es tu carnet internacional, ese librito como de otra época que te dan en Tráfico. Con eso y una tarjeta de crédito ya puedes alquilar un coche y lanzarte a la carretera. carnet

Claro que hay algunas cosas que, al menos yo, tuve aprender el primer día que me puse al volante.

La primera, y posiblemente la más fácil, es que los coches aquí son automáticos. Tienes que aprender a no utilizar la pierna izquierda para nada de nada y acordarte de lo que significan las letras de la palanca de cambios: P cuando estás aparcado, R marcha atrás, D para conducir, N punto muerto y L para conducir en marchas bajas. El resto es coser y cantar.

Lo segundo es aprender las normas que difieren de las nuestras. Las señales son fáciles, se parecen mucho a las de España y en muchos casos está escrito (y no sólo representado) lo quieren decirte. Así que las señales, sin mayor problema.

Pero hay alguna otra cosilla que conviene no olvidar:

  • Ante un semáforo en rojo puedes girar a la derecha siempre y cuando cedas el paso al tráfico que está circulando.
  • Si el semáforo en rojo parpadea es un STOP.
  • Cuando llegas a un cruce en el que ambas vías y en ambas direcciones tienen un STOP (4-way), la preferencia va en el orden de llegada. Y da gusto ver cómo se respeta.
  • Si ves un autobús escolar parado y con los cuatro intermitentes encendidos, ya sea en bustu carril o en el contrario, hay que parar.
  • Cuando un vehículo de emergencia se aproxima con las luces encendidas, el mundo se para. No sólo te apartas para dejar paso, también tienes que pararte hasta que la ambulancia, policía o bomberos hayan pasado.
  • Y en Indiana (aún no sabemos muy bien si en el resto de estados también es así) si hay un vehículo de emergencias parado en el arcén, hay dejar el carril más próximo a ellos libre. Es decir, en autopistas hay que pasar de la izquierda y en vías de doble sentido, siempre y cuando no venga nadie, hay que ir por el carril contrario. Y si no se puede, hay que reducir mucho la velocidad y pasar junto al vehículo de emergencia muy despacito.
  • Y por último, si te para la policía, baja la ventanilla, enciende la luz interior (si es de noche), pon las manos en el volante y no te muevas hasta que el agente no te indique lo contrario. Puede parecer exagerado (y a mi me da miedo sólo de pensarlo) pero hay que tener en cuenta que aquí los policías no saben lo que se van a encontrar al acercarse a tu coche… puede ser un turista asustado, un ciudadano de bien o uno que no dudará en sacar un arma de la guantera si la cosa se pone fea.

No voy a negar que al principio conducir por aquí da un poco de respeto… igual que en cualquier otro país que no es el tuyo, pero en general es fácil. El volante está a la izquierda y se circula por la derecha, los límites de velocidad son bastante bajos, hay bastante tráfico pero los carriles son anchos, las carreteras rectas y algo aburridas (aunque el firme no es nada bueno) y. al menos en el Pueblo, los conductores son muy respetuosos. Y aparcar… si eres de los que nunca encuentras un sitio suficientemente grande ¡este es tu sitio!

Anuncios
Driving in the USA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s