Cien días

Hace más de cien días que no hay entrada en el blog. Puede que, de hecho, esté más cerca de los doscientos… y no sé cómo ni por qué, pero el tiempo se escapa entre los dedos y parece que ya no encuentro el momento de sentarme a escribir con calma. No es que ya no tenga cosas que contar. No es que ya no quiera que me sintáis cerca. Es el tiempo líquido…

Pero hoy no vengo a enumerar las razones por las que hace tanto que no os escribo. Hoy quería hablar de otros cien días. Otros de los que ya se ha escrito mucho y de los que se seguirá escribiendo durante muchos días más. Sí, habéis acertado, los primeros cien días de nuestro presidente. No de sus intentos de cumplir promesas de campaña descabelladas, ni de las noticias con las que amanecemos sobresaltados casi a diario, ni de muros, ni deportaciones. Hoy me gustaría enseñaros lo que he visto estos cien últimos días.

Pero antes tengo que recordaros que El Pueblo está en el corazón de un estado muy conservador, rodeado de otros estados muy conservadores. Eso limita mucho mi visión.

Y aún así, he visto una sociedad solidaria que responde y se manifiesta. Veo carteles en los jardines con mensajes de tolerancia, veo iglesias que apoyan a los musulmanes de la comunidad, veo alcaldes que convocan asambleas informativas para los inmigrantes, asambleas a los que llevan a sus hijos para hacerles ver que están seguros en esta comunidad multiracial. He visto voluntarios en los aeropuertos (abogados e intérpretes entre otros) que intentaban ayudar a los que se quedaron en tierra de nadie con el primer veto de entrada a los siete países ‘peligrosos’. Veo restaurantes que, incluyendo en sus menús platos de estos siete países, muestran su repulsa al veto. Y museos que llenan sus salas de artistas que tendrían la entrada prohibida.

Veo eso y me gusta. Veo una sociedad civil que se ha despertado y se mueve, igual que se ha movido a lo largo de su historia para luchar por sus derechos.

Anuncios
Cien días

Un comentario en “Cien días

  1. Águeda Fernández Pérez dijo:

    Al final, la sociedad civil bien informada y con energía, es la que frena desmanes y consigue lugares organizados y amables para vivir. Así que, primer reto los ciudadanos: conseguir día a día información veraz,… que no es poca tarea ! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s